7/20/2010

Bodies.

.
Sobre las imágenes: la primera es mi boleta de entrada, la última la tomé de la web, las demás tomadas por Maricela con su celular, esperamos que no se moleste la fundación Bodies pero en esos momentos no se veían los guías por ninguna parte.

.
Cuando tenia 5 años de edad me recetaron gafas, mi miopía estaba ya bastante avanzada y así creció tanto que en la adolescencia ya era atípica de tal manera que me recetaron lentes de contacto y aún hoy alterno entre gafas y lentes porque no me conviene la cirugía. La rinitis, esa alergia en el paladar por polvo, detergentes fuertes y el frío de las 5 de la mañana, fue después otro problema, estornudar hasta 9 veces seguidas era quedar tan exhausta como si hubiera participado de la Maratón, fácilmente se desencadenaba una Amigdalitis que me tiraba a la cama. Lo curioso es que el pelo de los gatos nunca me produce alergia. Pero un buen día desterré la Loratadina y la Amoxicilina para darle paso a tratamientos con medicinas no convencionales. Me terminaron sanando mejor los limones, la cebolla, la miel, el eucalipto, el tomillo, la sal marina y el polen. Nunca me han extirpado un órgano Gracias a Dios, pero aún no he donado mis órganos. No sólo ocurrió con la rinitis, otros males como de circulación e hígado, han sido tratados con éxito desde la Acupuntura, la Homeopatía, la Reflexoterapia y no con la farmacia alópata.  Me gusta mucho el efecto del Sauna, del Baño Turco, de la Natación, del Yoga, de comer frutas, de caminar descalza. Y no fumo ni bebo, no porque tenga una creencia religiosa, sino porque mi cuerpo los rechaza definitivamente. Intento ser constante practicando algún deporte pero me gustaría ser más entusiasta practicándolos, a veces cuando hago algunos ejercicios no siento el goce que veo en otras personas, yo muchas veces me siento como que las repeticiones me recuerdan que no estoy haciendo un deporte si no que estoy en una sesión de Rehabilitación Física o en una jornada de Fisioterapia. En estos temas pensaba mientras hacia fila para entrar a Bodies.

Fuimos Maricela, Germán un amigo de su hermana, y yo. Ahí estábamos los 3, esperando en la fila para entrar a ver la tan anunciada exposición. Cada uno tenía sus expectativas pero con paciencia avanzamos y finalmente estábamos adentro.

Lo primero que me pareció es que había demasiada gente y no había un guía propiamente, si uno quería saber más de lo que pasaba era necesario leer los textos que estaban en las paredes o alrededor de las vitrinas, y aun asi me parecía poco explicativo, recuerdo cuando llegué a una vitrina y decía "Este es el Yeyuno", plop, me di cuenta que si presentaba los Examenes de Estado los perdería, porque no soy médico ni biólogo y sólo recuerdo que el Yeyuno me lo mostraron en un libro cuando me estaban enseñando en el colegio sobre el Intestino Delgado, pero mi memoria no daba para más, menos mal que un Médico que estaba como visitante hablaba en vos alta y ahí no le pegamos por un buen tiempo y termínó explicando lo que me parecía debían hacer los organizadores del Museo. A propósito en el Museo nos dijeron que es mejor que cada uno vaya  a su ritmo y por eso no hay guias, pero no estoy de acuerdo con esto.

Poco a poco y en medio de la multitud nos llenamos de paciencia para recorrer los 3 pisos con sus salones cada uno.

Pero mi idea acá no es narrar lo que vi, ni enumerar cuantos cuerpos habían, perdón se llaman Especímenes, porque ya no son cuerpos. Tampoco indicar cuantas vitrinas con huesos, músculos, órganos y otros habían o no habían. O cómo me pareció la vitrina de órganos deteriorados por cáncer, eso si me sorprendió, vi que el Cáncer es mostruoso, la manera como deforma un órgano es algo asombroso, es algo voraz que se come el órgano. Tampoco indicaré que hubiera preferido ver más especímenes de mujer y no sólo de hombre, dijeron que a Cali no habían venido de mujer aunque la exposición matriz si los contiene, en fin, nos quedamos con el deseo.

Mi idea no es entrar tampoco en la polémica que muchos sostienen, por ejemplo que cómo es posible hacer esta exposición con cuerpos N.N.
Me pregunto de donde van a sacar entonces los cuerpos para este trabajo? Si todos sabemos que los avances de la ciencia tienen ese costo y es traficar con cuerpos. Si es por eso no podría yo volverme a tomar una Aspirina, porque su Laboratorio Bayer le compraba a Hitler a través de los campos de concentración , cantidad de judíos y judías para experimentar en ellos sus medicamentos.

Tampoco mi comentario es como el de otro grupo de personas que se quejan porque dicen que es un fraude pues los especímenes no se ven reales, porque en el anfiteatro si se ven bien como son, muertos. Entonces me pregunto, será que querían era estar en una carnicería?. Yo soy muy escrupulosa y temerosa con eso de ver huecos en el cuerpo producidos por cuchillo o bala, una vez estuve en un anfiteatro y sólo el frio de la muerte me asombró, es decir en esos sitios hay una atmósfera que me recuerda a Caronte. Pero acá no había frío, no había señal de que la parca estaba por ahí visitándonos, yo percibí todo técnicamente calculado y limpio con esa implementación del “ Proceso de embalsamado y disección creado por el doctor alemán Gunther von Hagens en 1977, cuya principal característica es la preservación de los cuerpos con la misma frescura, textura y color que tenían antes, cuando estaban vivos. Esto se logra gracias a una tecnológica disección en la que se sustraen los líquidos y grasas del cuerpo, para luego impregnar en su reemplazo algunas cantidades de polímeros como la silicona o el poliester que dan la posibilidad de ajustarles la posición deseada. El proceso no puede completarse sino hasta después de 1500 horas de trabajo, alrededor de un año, con el endurecimiento vía gas, luz o calor del cuerpo; en otros casos se hace mediante la congelación. Así, se inmortaliza un cuerpo, y a esto se le ha llamado Plastinación.” Tomado del Sitio Web sobre Bodies.

Claro que los estudiantes de medicina y otras carreras afines están más familiarizados con la enfermedad y la muerte, pero para mi, que no vivo en ese mundo pues me gustó poder ver tan cerca cómo soy por dentro.

Por ejemplo me encantó el sistema circulatorio, parecía que como si hubieran tomado un estropajo que lo hubieran estirado minuciosamente y que al pintarlo de rojo quedaba listo para enseñar todas las venas y arterias, el hígado el órgano más grande del conjunto de las vísceras me pareció toda una belleza, y saber que por él yo como dulces y no me hacen daño.

Lamento que por el sistema de plastinación se pierdan los ojos, porque los ojos se derriten al ser en su casi totalidad acuosos, por eso todos los que habían eran falsos.

Me pareció que el Médico creador de esta idea busca hacer énfasis en que los visitantes se hagan más conscientes de su compromiso para atender su propio cuerpo, para ayudar a prevenir enfermedades al revisar hábitos y costumbres, a incentivar cambios en dietas y ejercicios, no en vano usaba en sus explicaciones escritas frases como : “ el cuerpo nunca miente”, que siempre se la he oido a mi papá, y  la frase de un médico en la Antigua China Imperial que hace 3 mil años dijo: “ el corazón es como el Rey, y los 2 pulmones como sus 2 Ministros”.

Mi idea es  compartir sobre mis reflexiones pues a medida que iba yo cambiando de vitrina y piso, y miraba más órganos, huesos, músculos, pensaba en el valor pedagógico de todo esto,  pero no concluía en que pensar en un cuerpo me lleva a pensar en otro cuerpo, realmente pensaba cómo al pensar en un cuerpo llegaba a reflexionar sobre el alma.

Por ejemplo, pensaba en los asesinos, pero no del que comete el crimen por defensa propia, sino en ese que lo hizo en un momento de orgullo o furia y desenfundó un arma y mató a un ser humano, y que está en la cárcel, pero pasan los años de condena y ni se arrepiente por lo que hizo. Me preguntaba si era posible llevar unos asesinos a ver de cerca cómo funciona nuestro cuerpo, para hacerles ver que han transcurrido millones de años para que una célula se forme y se organice con otras miles y formen un cuerpo. ¿Será posible que hayan personas que se puedan sensibilizar viendo estos especímenes y estudiando sobre cómo funciona el cuerpo, para que recapaciten que con un disparo sacaron del Planeta Tierra, sacaron de la Vida a un humano que estaba hecho de lo mismo que él?

Soy una idealista, escribo sobre un asesino o una mujer que abortó, y no he vivido ninguno de los casos, pero procuro conectarme con sus emociones pues cuando me contaron lo que habían hecho miré en su interior para saber que había de mi ahí.

Otro ejemplo es que una mujer decide abortar, luego de hacerlo escucha desde el atril de una iglesia, que un viejito calvo y barrigón vestido de sacerdote dice que el aborto es un pecado y debe ser confesado. Pero este hombre si que habla desde el lenguaje, porque ni es mujer ni tiene ovarios ni creo que alcanza a sospechar mucho y por eso no logra tocar la fibra de la mujer para que ella se anime a confesarse aunque internamente siente culpa y dolor. Bueno entonces ocurre lo que me compartieron 2 amigas que no fueron conmigo a Bodies, tampoco entre ellas se conocen, pero sus conclusiones fueron casi iguales. Me dijeron: “…cuando vi los deditos de los pies del feto de 7 semanas me di cuenta que impedí que la vida siguiera creciendo en mi, por miedo por ignorancia, lo confesaré no puedo seguir guardando ese secreto”. Y como nos dijo Clarisa Pinkola en "mujeres que corren con lobos", los secretos son asesinos, mutilan tu creatividad y tu espíritu, te separan de la armonía, confiésalo todo que la mano de Dios también cura absolutamente todo.

También pensaba en las personas adictas a las drogas, es falso ese cuento popular que dice que hay que estar en la ollando “soplando” todo el dia y haber perdido todo para tocar fondo y decidir salir de ese infierno y cambiar, muchos no tuvieron que tocar esos infiernos, he conocido médicos muy diligentes en su profesión además con familia, casa y auto, con un muy buen trabajo en un hospital, que un buen dia mientras se ponían los guantes para entrar al quirófano se miraron al espejo y al ver que dentro su alma se sentía hueca, tomaban la decisión de buscar ayuda para poder dejar la esclavitud de la cocaína. Y no tuvo que perderlo todo y no tuvo que irse a vivir a la olla, para vivir un fondo espiritual y animarse a cambiar. Es por eso que pensaba que si a conciencia un adicto activo miraba estos espécimenes, podría llegar a preguntarse si valía la pena usar su cuerpo buscando alegría, cuando el cuerpo está diseñado para dar placer, porque la comida, la bebida, las drogas, el sexo, sólo satisfacen al cuerpo. La mente es la que alcanza estados de felicidad, y el alma alcanza la alegría, y el espíritu la Dicha. Que contradicción someter el cuerpo a una intoxicación para que el alma esté alegre. Por eso me cuesta tanto creerles a los siquiatras que recetan una pastilla para que no se esté triste, en lugar de enseñar a lidiar con la tristeza y descubrir su opuesto: la alegría. Cómo una pastilla me ha de resolver un asunto del alma, si mi alma es intangible?

En fin, asi fue como me fueron rondando las ideas sobre la manera como esta exposición puede tocar a muchas personas más allá del cuerpo. Mientras seguíamos la exposición, Maricela se enojó cuando le dijimos que nos había dado hambre al ver tanto músculo y que debíamos ir a comer cuando saliéramos, ella se lo tomó muy en serio y nos regañó, pero justo en ese momento llegamos a la última sala donde está “filetiado” un especímen, acostado y bueno me recordó como rebanan las mortadelas rellenas, la molestamos de nuevo pero el humor negro no era con intenciones de incomodar, sólo que ya nos dolían las piernas, casi 3 horas caminando muy lento porque no perdíamos detalle.

“No tocar”, siempre que lo leo en todo museo, pues lo toco, no me puedo resistir, y me arriesgué y le toqué un dedo a uno de los especímenes y me asusté pues esa consistencia nunca la había tocado en mi vida, era como una mezcla de blando, gelatinoso, firme, húmedo, no se como describirlo, pero cuando toqué por detrás una espalda ese músculo estaba más tieso. Tocamos y mis amigos sacaron fotos, las que puse acá son las de Maricela, no se cómo pero no habían guias y justo cuando Germán tomó una, llega una diciendo que borrara la foto, pero que estupidez, pues dijimos a bueno y ella no revisó, en fin, le dije que porque hasta el momento no había ningún guía en esa sala y dijo que hacia 2 dias habían renuniciado los de esa sala; y vamos saliendo y mucha gente seguía entrando.

Afuera me acordé de una palabras de Osho sobre el cuerpo, dice que uno debe estar agradecido por su cuerpo, y tener presente que Nunca antes ha existido una persona igual a mi, que no hay nadie como yo en este momento en todo el mundo, y no habrá nunca nadie como yo. Y que eso es suficiente para mirar cuánto respeto Dios me ha proferido. Saber que soy una obra maestra, irrepetible, incomparable, absolutamente única. Que hasta el corazón más duro, el corazón de piedra, se derretiría en agradecimiento.

Nos vinimos caminando por la Avenida del Rio, escuchando el rio, hacia frío, mirando las estrellas me pregunté, “Quien amasó el ADN y lo llevó al Horno para ser quien somos? No es suficiente esto para celebrar la Vida?".



2 comentarios:

  1. Muy bueno!!!!
    La verdad que Bodies fue una experiencia... como dice un amigo... "mistica" pues lo que se ve, nos lleva a otros estados de la mente y de la pesecepcion de la vida.

    ResponderEliminar
  2. Hola, soy Borrero de quinto apellido, leí tu articulo muy interesante, un saludo.

    ResponderEliminar